El español, ¿nace o se hace?: La nacionalidad por domicilio.

La forma más habitual de obtener la nacionalidad española, cuando no se es español de origen, es el ius domicilii: a través de la residencia continuada en el país. La cuenta comienza, de forma general, diez años antes de solicitarla. Este periodo se reduce a cinco, dos o un año en determinadas circunstancias como ser refugiado (cinco años), nacido en Iberoamérica, Guinea ecuatorial, Filipinas o ser de origen sefardí (dos años).

5505103253_9854cc6ffd_z

La nacionalidad concedida por residencia de un año es para casos muy concretos:

  • Si te casas con una persona de nacionalidad española, caso del baloncestista Chuck Kornegay. También puedes pedirla después de enviudar.
  • Si naciste en suelo español pero de padres extranjeros y tienes otra nacionalidad.
  • Si naciste fuera de España pero de padres que, en origen, eran españoles.
  • Si podías tener acceso por opción y no lo hiciste en su momento.

Realmente es una vía larga y complicada porque la residencia debe ser legal, pagar tasas judiciales y demostrar que se tiene un medio para sobrevivir. Además hay que demostrar «buena conducta cívica y suficiente grado de integración en la sociedad española», algo completamente subjetivo y sujeto al buen entender del juez. Y para esto hay jueces y jueces.


Os recordamos que la información completa y actualizada al respecto de los trámites necesarios para conseguir la nacionalidad debes visitar la web del Ministerio de Justicia. En Júramelo.es solo nos encargamos de facilitarte la traducción de los documentos. Esa es nuestra tarea y queremos centrarnos en hacerlo bien.

Imagen destacada de Enrique Arruti con licencia CC.

El español, ¿nace o se hace?

Muchas de las traducciones juradas que realizamos en Júramelo.es están destinadas a conseguir la nacionalidad, bien española o bien de otros países. Y en nuestra vocación de servicio público os vamos a explicar las diferentes opciones que hay para poder ser español con papeles, además de serlo de corazón.

El español de origen es como los de Bilbao: nace donde le da la gana. Un español es español (o puede conseguir esta nacionalidad muy fácilmente) siempre y cuando alguno de sus progenitores o incluso abuelos es o fue español. A esto se le llama ius sanguinis y es una práctica muy habitual en aquellos países con pasado colonizador como España, Francia o el Reino Unido.

También se cuenta con nacionalidad española por lo que se llama ius soli, o derecho de suelo. Se trata de algo más común en los países colonizados y reconoce la nacionalidad a los nacidos en ese territorio.

Así, serás una persona española «de origen» si:

  • Naces en España y al menos uno de tus padres ha nacido en España. Aquí se excluyen los hijos de diplomáticos.
  • Naces en España y tus padres son apátridas o la legislación de origen no te concede una nacionalidad.
  • Naces en España, no se sabe quiénes son tus padres y tu primer domicilio conocido está en España.
  • Si eres menor de 18 años y te adopta un español.

Os iremos explicando el resto de las formas en las que se puede obtener o reconocer la nacionalidad española en próximos artículos. Mientras tanto, os animamos a que nos contéis vuestras anécdotas, hagáis preguntas o compartáis lo que os apetezca.

Actualización: Este es un comentario que nos ha dejado Berna Wang en Facebook.

La clave (y que mucha gente no entiende, posiblemente porque ha visto muchas pelis estadounidenses) es que lo de la ley del suelo sólo se aplica en los casos que se mencionan en el post. Pero por el mero hecho de nacer en España, no eres español automáticamente. En España y en muchos países cuyas leyes derivan del derecho romano, lo que impera es la ley de la sangre: aunque nazcas aquí, tienes (automáticamente) la nacionalidad de tus padres. A diferencia de lo que ocurre en Estados Unidos y otros países.

Aprendido en carne propia, que resulta que yo fui china hasta los 12 años o así y no lo supe hasta tiempo después, cuando fui a tramitar no recuerdo qué, porque nací aquí y estaba convencida de que, pero hasta que mis padres no juraron respetar los principios del Movimiento —lo juro— y les dieron la nacionalidad española, ni mis hermanos ni yo, nacidos en Madrid, adquirimos la nacionalidad.


Para tener toda la información al respecto de los trámites a seguir y documentos necesarios a presentar para conseguir la nacionalidad puedes visitar la web del Ministerio de Justicia. En Júramelo.es solo nos encargamos de facilitarte la traducción de los documentos. Esa es nuestra tarea y queremos centrarnos en hacerlo bien.

Imagen destacada de Ing Jorge bajo licencia CC