¿Cómo puedo saber si las traducciones las realizan traductores jurados?

Déjame adivinar, ¿de repente te has encontrado con que necesitáis una traducción jurada y no sabes ni por dónde empezar? No te preocupes, nadie nace aprendido, por eso hoy queremos mostrarte brevemente qué es una traducción jurada y cómo puedes diferenciarla.

¿De qué documentos pueden hacerse traducciones juradas?

Se puede realizar una traducción jurada de cualquier documento. Lo que garantiza la certificación es que la traducción es completa y veraz y que el texto traducido se corresponde, sin modificaciones, con el que aparece en la reproducción adjunta.

Por es tan importante la calidad del escáner, que es lo que va a permitir al receptor de la traducción cotejarla con el original.

¿Cómo saber entonces si se necesita una traducción jurada o una normal?

Las traducciones juradas tienen exactamente la misma validez jurídica que el documento del que proceden, ya sea ante instituciones españolas o ante las de cualquier país que reconozca la autoridad del Ministerio Español de Asuntos Exteriores y Cooperación.

Por lo que necesitaremos esta validez especial cuando tengamos que presentar un documento ante un organismo público, ya sea para procesos judiciales o para solicitudes a la administración. A veces también se exige una traducción oficial para celebrar contratos privados.

Si la traducción necesita la misma validez legal que el original, necesitas una traducción jurada.

¿Cómo diferenciar una traducción jurada de una ordinaria?

Esta es fácil: porque va jurada, firmada y sellada por un traductor jurado, que se ha presentado a un examen para obtener ese certificado y ha sido nombrado por el MAEC. Eso es lo que garantiza que la traducción va a ser válida ante cualquier organismo oficial donde necesitéis presentarla.

¿Dónde conseguir una traducción jurada?

Ahora que sabes lo que es una traducción jurada estarás pensando lo siguiente: «Sí, eso está muy bien, pero ¿y ahora qué?»

Bueno, pues sólo te queda encargar tu traducción jurada. Eso sí, ten en cuenta que se trata de un tipo de traducción que conlleva cierta responsabilidad. No contrates a cualquiera, asegúrate de que cuentas con el mejor servicio y profesionalidad.

Si no quieres complicarte, prueba con Júramelo, tienes precio y plazo al momento sin ningún compromiso.

Deja un comentario