La labor social del traductor jurado

Una de las múltiples ventajas que ofrece la traducción jurada, a diferencia de otras modalidades de esta disciplina, es que posee una vertiente social, no tan enfocada a entretener o a fines comerciales como a resolver trámites importantes para la vida de la gente.

En ese sentido, gracias a nosotros se celebran matrimonios, se firman contratos, se arreglan problemas legales, se convalidan todo tipo de certificados y títulos extranjeros, se posibilita que otros profesionales puedan ejercer y vivir en otros países y, en definitiva, se solucionan gestiones trascendentales para otras personas que, en muchas ocasiones, pueden acabarles suponiendo un gran paso a nivel profesional o personal.

Para algunos podrán parecerles simples papeleos, documentos académicos o técnicos sin más, pero lo cierto es que la contribución del traductor jurado es un eslabón de una cadena que incluso llega a salvar vidas. Lo que era el simple expediente laboral de un cirujano que se necesitaba traducido y sellado en otro idioma acaba permitiendo que ese doctor pueda operar a niños en Etiopía, por decir solo un ejemplo. Así que, compañero traductor, si estás desmotivado, párate un segundo a pensar en todo lo que aportas, que es más de lo que crees.

¡Tú molas! Imagen de Jeremy S

¡Tú molas!
Imagen de Jeremy S

Por otra parte, el hecho de que estas traducciones tengan que entregarse en el papel original, ya sea en persona o por envío, facilita el contacto directo con el cliente, para quien dejamos de ser invisibles a partir de ese momento. El hecho de que le hayamos ayudado en un proceso burocrático algo engorroso hace que nos valore, y es que tengo comprobado que los clientes de traducciones juradas suelen mostrar más gratitud, lo cual nos reporta una satisfacción añadida que se agradece. Al fin y al cabo, ¿a quién no le mola que le reconozcan su labor?

En conclusión, se trata de una faceta desconocida de nuestro trabajo, pero de vez en cuando conviene recordar que lo que hacemos sirve de algo. Porque no solo vertemos contenido de un idioma a otro, también ayudamos a personas, y ese es el objetivo final que me motiva cada día.

Conoce a Fernando Castillo Díaz


Los idiomas y el cine son dos de mis pasiones, así que me dije «¿por qué no juntarlas?». Actualmente me dedico a traducir películas, documentales y series para la televisión, además de prestar servicio de traducción jurada de todo tipo de documentos. Soy curioso y siempre estoy dispuesto a mejorar y aprender.

2 pensamientos en “La labor social del traductor jurado

  1. Pingback: Aumenta el número de denegaciones de nacionalidad española - Traducción jurada sin complicaciones | El blog sobre traducción de Júramelo.esTraducción jurada sin complicaciones | El blog sobre traducción de Júramelo.es

¡Seguro que tienes algo que aportar!